María Márquez Guerrero


María Márquez Guerrero

Biografía

Soy Doctora en Filología y profesora titular del Departamento de Lengua Española de la Universidad de Sevilla, donde imparto clases de Competencia Comunicativa a los futuros profesionales de la información. Me apasiona mi trabajo, que me permite reflexionar con mis alumnos sobre la fuerza de los signos, el carácter activo de la palabra y, sobre todo, el papel fundamental de los medios como creadores de esquemas a través de los cuales percibimos el mundo.

He sido siempre consciente del estrecho vínculo que existe entre el poder y la palabra. Por eso, mi línea de investigación fundamental es la del Análisis Crítico del Discurso: he trabajado para denunciar la existencia de discursos discriminadores, para identificar las estrategias lingüísticas que permiten ocultar la opresión, invisibilizar a quienes la sufren y, de este modo naturalizar las injustas y múltiples situaciones de dominio. Fui una de los miembros fundadores del colectivo Universidad y Compromiso Social, desde donde trabajamos por llevar la Universidad a la calle con el objetivo de recuperar su función social fundamental.

Desde la movilización contra la LOU, he participado en todos los movimientos que han luchado por una educación universal, igualitaria, laica y de calidad al alcance de todos, con la conciencia clarísima de que la educación, y concretamente la palabra, es “un arma cargada de futuro”.


Motivación

Soy una gota de la marea humana que inundó las calles el 15M; me inscribí y participé en Podemos desde su origen, donde he sido militante en el Círculo de Mairena del Aljarafe (Sevilla). He sentido la esperanza, la ilusión y la fuerza de la unión de gente muy diversa para la defensa de los principios elementales de nuestra vida. He aprendido a convertir la rabia destructiva en indignación y en lucha por la justicia y la igualdad.

Defiendo cada día con todas mis fuerzas el Podemos original, aquel que se reclamaba de todas y de todos, sin pedir carnés, sin exigir banderas. El que nació con ganas de quitarse de encima la carga de un oscuro destino que obligaba a la izquierda a vivir en la resistencia, en la reacción, a recluirse y a reducirse casi a la insignificancia política. “Asaltar los cielos”, “venimos para quedarnos y para ganar”, “somos la gente” son para mí las señas que identifican nuestra revolución de la esperanza.

La coherencia, la transparencia y la lealtad me parecen los ejes fundamentales de mi acción política.

Me gustaría representaros en el Congreso de los Diputados por la provincia de Sevilla: “es ahora la hora / de sacudir la raíz y volverla al cielo” (José Ángel Valente)


Circunscripción

Me presento por la circunscripción de Sevilla