Lucía Miriam Muñoz Dalda


Lucía Miriam Muñoz Dalda

Biografía

El pasado 25 de septiembre cumplí 25 años. Palma es mi ciudad natal. Aquí he crecido arropada por mi familia y rodeada de muy buena gente. Mi madre y mi padre son oriundos de Madrid y se mudaron a las Islas Baleares hace tres décadas para trabajar en el sector turístico. Y aquí siguen, viendo como se encarece la vida y sus condiciones laborales no mejoran.

Mis estudios primarios y secundarios los cursé en instituciones públicas en Mallorca y fue precisamente un profesor de segundo de bachillerato que me aconsejó estudiar Ciencias Políticas. Yo quería entender cómo funcionaba el mundo para poder cambiarlo pero no me interesaba especialmente la política. Sin embargo, hice caso al consejo del profesor. Pasé un lustro estudiando en Madrid y mi interés fue creciendo exponencialmente. Tras finalizar la carrera en la Universidad Carlos III, realicé un máster en Cooperación Internacional en la Universidad Complutense. Mis años en la capital, de 2011 a 2016, fueron fascinantes; el terremoto político que vivimos durante esos años en nuestro país lo viví implicándome con muchísima alegría e ilusión.

Una vez acabados mis estudios volví a Mallorca. Afortunadamente encontré trabajo enseguida en una ONG. He estado casi dos años como técnica de proyectos de cooperación internacional y educación para la transformación social, una experiencia laboral muy enriquecedora tanto a nivel profesional como personal.


Motivación

Este país no es un país para jóvenes. Parece que sólo podemos elegir entre el paro, el exilio o la precariedad, y es algo que tenemos que cambiar. Somos una generación entera a la que nos han ido robando derechos. Ante esta situación, no podemos resignarnos. Es nuestra responsabilidad reivindicar un futuro digno, una vida digna, promoviendo el cambio político que comenzó con el 15M.

He decidido dar un paso adelante porque estoy convencida de que se puede mejorar la situación de la juventud desde las instituciones, y estoy preparada para trabajar en ello. Sin miedo. Ahora es el momento de construir un equipo conformado por personas con intereses y valores comunes que tenga una visión compartida de cómo quiere gobernar.

Para luchar contra la violencia machista, por la diversidad cultural, por la democracia y los derechos humanos, por la justicia social, por el acceso a la vivienda, por la mejora de las condiciones laborales de la clase trabajadora, por unas pensiones dignas, por la sostenibilidad ecológica en nuestro país. Para pelear por todo lo anterior es necesario que la visión de las mujeres jóvenes sea igual de válida que la del resto,porque somos la nueva política y el futuro es nuestro. Unidas podemos.


Circunscripción

Me presento por la circunscripción de Illes Balears