Irene Montero Gil


Irene Montero Gil

Biografía

Soy Psicóloga, feminista y desde julio, madre de Leo y Manuel. En 2017 asumí la portavocía parlamentaria del Grupo Confederal Unidas Podemos-En Comú Podem-En Marea.

Nací en el barrio de La Elipa, en Madrid, de padres abulenses (él mozo de mudanzas, ella profesora de educación infantil) Estudiar en el Colegio Siglo XXI y en el Instituto Montserrat me enseñó, junto a mi familia, la pasión por aprender y vivir. Llegué después a la Universidad Autónoma de Madrid y estudié Psicología y un máster en Psicología de la Educación. En 2013 obtuve una beca FPU como investigadora en formación, con la que comencé a desarrollar un estudio de caso sobre una experiencia innovadora de inclusión educativa y docencia compartida. Un proyecto que decidí posponer para reforzar mi dedicación a Podemos en 2015. Gracias a una beca durante los años de universidad, he vivido en Chile durante dos estancias en 2009 y 2011, coincidiendo con las movilizaciones en defensa de la educación. A los 15 años, gracias a mis compañeros del colegio, empecé a participar de las movilizaciones estudiantiles, y desde entonces he militado durante años en las Juventudes Comunistas y en movimientos juveniles y sociales. En el feminismo, así como en el movimiento en defensa de una vivienda digna o las Marchas de la Dignidad, he encontrado a muchas de las personas y experiencias que me han enseñado a defender lo común, a no rendirse jamás y a poner la vida en el centro de todos nuestros esfuerzos.


Motivación

Nos dijeron tantas veces que nada podía cambiar, que si queríamos nos presentásemos a las elecciones... y lo hicimos. Nos han dicho tantas veces que nos hundiríamos, que ya nada es posible y perdimos la oportunidad, que los números no daban para echar al PP... y demostramos que se equivocaban, y lo hicimos. Quiero que sigamos demostrando que se equivocan, que Unidas Podemos. Creo que la revolución de las mujeres es el impulso de las mayorías para pararle los pies al fascismo subvencionado por los supermillonarios. Y tengo dos hermosas razones más que antes para conseguir que éste sea un país donde todas las vidas sean dignas de ser vividas. Sí se puede.


Circunscripción

Me presento por la circunscripción de Madrid