Esperanza Jubera García


Esperanza Jubera García

Biografía

Soy neurocientífica emigrada, y trabajo entre las universidades de Ámsterdam y Bruselas.

Nací en San Sebastián en 1984, de padre riojano y madre segoviana. Con corazón del norte, casi siempre he vivido en Madrid donde estudié Biología en la Complutense. En 2009, conocí lo que era hacer ciencia con recursos gracias a una beca Erasmus en la Universidad de Utrecht en Holanda. Cuando volví a Madrid viví el 15M, pero enseguida emigré de nuevo para seguir formándome y tener una oportunidad como neurocientífica. Y así pasé por universidades en Berlín, Burdeos, Bruselas y Ámsterdam, donde actualmente trabajo. Además, he compaginado mi vocación científica con la participación en asociaciones relacionadas con la educación por la paz.

Podemos fue mi primera incursión a la política más formal, cuando comenzamos con mucha ilusión el círculo de Berlín. Desde febrero de 2015, he tenido el privilegio de ser la representante de los inscritos e inscritas de Podemos en el extranjero, siendo reelegida en diciembre de 2017. En Podemos en el Exterior, estamos demostrando que otra forma de hacer política es posible e impulsando el cambio desde los cinco continentes.


Motivación

Me presento para que, por primera vez en la historia de nuestra democracia, la voz de los españoles y las españolas que vivimos en el extranjero sea escuchada en el Congreso de los Diputados. Desde Podemos en el Exterior, miles de emigrados y emigradas hemos alzado nuestra voz, diagnosticamos problemas y proponemos soluciones.

A pesar del cambio de gobierno, seguimos fuera y somos millones. Trabajamos para mostrar quiénes somos, nuestra heterogeneidad. Porque somos científicas en Holanda, madres de familia en Grenoble, descendientes de exiliados en Argentina y México, camareros en Edimburgo y Berlín, niños y niñas que hablan con sus abuelos por Skype, y muchos y muchas más. Diagnosticamos nuestros problemas como emigrantes dado el desamparo desde el estado español, que según la Constitución tiene que velar por el resguardo de nuestros derechos sociales y políticos. Además, compartimos la solidaridad internacional, porque la lucha de un pueblo es la lucha de todos los pueblos.

Desde 2014, he conocido a muchas personas que dedican mucho esfuerzo y trabajo a lo largo y ancho del globo, para luchar y revertir injusticias como el voto rogado, el desarraigo de la migración infantil o la destrucción de la ciencia en nuestro país. Es justo y además, es el momento, para que esta voz se escuche en el Congreso y en todas las instituciones.


Circunscripción

Me presento por la circunscripción de Madrid