Angel Luis Spínola Chiquero


Angel Luis Spínola Chiquero

Biografía

Nací en 1955, en Tetuán, hijo de funcionario español destinado en la misión de descolonización de Marruecos. Estudié Bachillerato en el IES Simancas de Madrid. Maestría Industrial en Electrónica en la EMI de San Blas, en el barrio obrero del mismo nombre de Madrid, donde me crie, al tiempo que trabajaba en un taller de electricidad. Ingresé en las Juventudes Socialistas en la clandestinidad. Tras el fin de la dictadura me volqué en mi carrera profesional como ingeniero de telecomunicaciones (sin título) en una "pequeña" multinacional. Al mismo tiempo inicié estudios en la Escuela Superior de Informática de la Universidad de La Laguna (Tenerife), pero tuve que abandonar los estudios al reclamarme Alcatel para su división de Radio, Espacio y Defensa. Cuando pinchó la burbuja de las teleco me incluyeron en un ERE. Desde entonces he trabajado en empresas de logística (UPS, FCC y otras) como asesor y como responsable de Postventa, Mantenimiento y Reparaciones en una multinacional de automatismos.

Me fui a vivir a Meco y tras forzar al PSM a expulsar al alcalde y dos concejales por aliarse con el PP para dar un pelotazo urbanístico, fui elegido secretario general de la Agrupación del PSOE en Meco dónde fui concejal en su ayuntamiento.

Me trasladé a Ávila en 2.004 y con la crisis quedé en paro y tuve que jubilarme anticipadamente a los 61 años. Estoy casado y soy padre de dos hijos, el mayor en paro y la menor estudia Bachillerato y Chelo en el Conservatorio de Ávila.


Motivación

Cuando se produjo el 15M les dije a mis entusiasmados sobrinos que tenía la esperanza de que cristalizara en un partido, pues era consciente que un movimiento asambleario y espontáneo no podría perdurar. Me alegré cuando apareció Podemos, por fin podía votar sin taparme la nariz. Mis sobrinos me decían que esperaban que no se convirtiera en un partido más, "que había que vigilar para que no se torciera". Les dije que en mi experiencia, un partido es una herramienta de poder y que si tú no la usas, la usarán contra tí, que no había que vigilar a Podemos, que había que SER Podemos. Y aquí estoy, predicando con el ejemplo.

Pienso que Podemos es la única herramienta que tenemos los de abajo para defender nuestros derechos y que cada día debemos ser más útiles para que mayor número de personas puedan hacerlo.

Pienso que la acción institucional no sirve de mucho sin tener detrás la fuerza de trabajadoras, amos de casa, estudiantes y jubilados. Lo que un gobierno progresista pone hoy en el BOE, mañana un gobierno retrógrado lo tacha.

Cuanta más personas defiendan activamente sus derechos, más apoyo tendremos en las urnas. Por eso nuestro discurso y acción institucional deben recoger las necesidades de los de abajo. Estas deben ser nuestra guía. Solo con el apoyo recíproco, con el permanente intercambio entre calle e instituciones, podremos avanzar hacia una sociedad más justa. Quiero aportar mi granito de arena en el Congreso, como lo hago ahora desde el movimiento asociativo.


Circunscripción

Me presento por la circunscripción de Ávila